Ángel Ávila, secretario general del Partido de la Revolución Democrática (PRD), afirma que su partido se encuentran al borde de la desaparición.

En entrevista con El Universal acusó una embestida de Andrés Manuel López Obrador, virtual presidente electo, para aniquilar al perredismo.

Admitió errores por parte del sol azteca, pero también dijo que el partido vivió traiciones internas, tales como la salida de Pablo Gómez, Ifigenia Martínez, Amalia García, Alejandro Encinas, Francisco Martínez Neri y Miguel Barbosa, así como de muchos cuadros estatales. “La vida se los cobrará”, aseguró.

“Hubo errores de comunicación en lo que ha hecho el PRD para el país, esta transición democrática que se vivió el 1 de julio, mucho se la debemos al trabajo del PRD”.

Además defendió la decisión del PRD para aliarse con el Partido Acción Nacional (PAN), tras sus triunfos en contiendas estatales como Veracruz, Quintana Roo, Nayarit y Durango, además de un “exitoso combate a la corrupción” que iniciaron en esas entidades al señalar y llevar ante el Poder Judicial a los ex gobernadores Javier Duarte, Roberto Borge y tener señalado al nayarita Roberto Sandoval.

“En el PRD, si no hacemos las cosas diferentes, si no entendemos este mensaje de la ciudadanía, que casi nos cuesta el propio registro, si no hacemos cosas diferentes, sí te puedo decir que estamos al borde de la desaparición, porque entonces no entendimos que la gente no quiere pleitos, que la gente quiere que se castigue la corrupción y no entendimos que está molesta con algunas acciones de gobierno”, afirmó.