El cantante Bruno Mars se vio obligado a parar momentáneamente su último concierto en Glasgow, Escocia, después de que una de las luces del escenario estallara y provocara un pequeño incendio.

Afortunadamente para todos, el personal de seguridad intervino rápidamente para solventar el problema y, en cuestión de minutos, el cantante estadounidense pudo continuar con el show. 

“Durante el concierto se produjo un incidente ligado a una de las luces del escenario, lo que nos llevó a suspender temporalmente el espectáculo. Gracias a la rápida reacción de nuestro equipo, el incidente fue solventado con la mayor celeridad posible y el recital pudo continuar según lo previsto”, explicó la organización a través de un comunicado de prensa.

Bruno Mars está con su gira 24K Magic World Tour por Europa.

En agosto seguirá con sus presentaciones por los Estados Unidos. Recordemos que es el artista que más recauda con sus presentaciones. Según un reciente informe, el músico recauda 5.199.385 de dólares por ciudad, un total de 144.41 por entradas.