Claudia Ruiz Massieu, secretaria general del PRI, aseguró que el instituto político luego de los resultados en los comicios del 1 de julio, entrará en un periodo intenso de reflexión objetiva, para poder tener una renovación verdadera que le permita ser un partido competitivo.

“Estaremos entrando a un periodo muy intenso de reflexión, muy dura y objetiva por parte de nuestro partido, hay que aquilatar el mensaje que nos dio la ciudadanía; hay que hacer un proceso de autocrítica constructiva, porque tenemos una responsabilidad hacia adelante con nuestra militancia”, señaló.

Ruiz Massieu, quien ocupará un escaño en el Senado de la República, aseveró que más allá de ponerle “nombre y apellido” a los responsables de los resultados en las elecciones de este año, se trata de “un tema de decisiones y actitudes, de ya mucho tiempo, que nosotros tenemos que reflexionar”.

“Debemos de reflexionar en dónde nos alejamos de muestra militancia, nos alejamos de las causas que le importan a la gente, nos alejamos de un estándar de comportamiento que la gente no está de acuerdo con él y fue parte del mensaje que nos dieron el 1 de julio”, reconoció.

Abundó que es un proceso que tiene que ver no solo con cómo se toman las decisiones en el partido, sino “con las causas que hemos abandonado, la forma en que hacemos política y que no tuvo respaldo de la ciudadanía”.

Tras mencionar que no es la primera vez que se plantea que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) está muerto, Ruiz Massieu insistió que por eso el proceso de reflexión tiene que ser más profundo, más serio y abarcar un periodo más amplio, no solo lo que sucedió en los comicios del 1 de julio.

“Somos un partido que, de acuerdo con el INE, tenemos seis millones y medio de militantes, tenemos un partido que tuvo nueve millones de votos respaldando el proyecto de la coalición, tenemos una responsabilidad y en la medida en que podamos hacer este ejercicio de reflexión, vamos a poder generar una renovación de deveras que nos permita ser un partido competitivo”, expresó.

Respecto a la renovación de la presidencia nacional priista dijo que se debe hacer un proceso de renovación de la dirigencia de René Juárez Cisneros, quien asumió durante el proceso electoral, por lo que una vez que se entregue la constancia al presidente electo se convocará a renovar la dirigencia partidista.

El otro tema, añadió, es que el próximo año concluye el periodo estatutario de dirigente que asumió Manlio Fabio Beltrones, por lo que irán a un proceso de renovación de dirigencia abierto,

“El partido tiene que hacerse cargo de la situación que estamos viviendo, tiene que escuchar a todas las voces internas y a nuestra militancia”, finalizó.