Los restos mortales de quien en vida fue productor de Televisa arribaron a la agencia funeraria Gayosso de Félix Cuevas a las 21:27 horas.

Su tío, Rubén Galindo, expresó el dolor que embarga a su familia en este momento, debido a lo unidos que son y adelantó dónde descansará Santiago: “Será en una iglesia que está en el Pedregal de San Ángel, junto con su hermano Jesús.

Fue una persona muy tranquila, inteligente, sabía lo que quería, lo que estaba haciendo, por eso me extraña que haya pasado esto”.

Galindo comentó el momento actual que vivía Santiago: “Todo lo que habían hecho (en dupla con Rubén Galindo, su primo) fue exitoso, pero de repente te dicen: ‘ya no, ahora te divides’, quizá pensaron que los estaban desperdiciando juntos, Rubén haría la vida de Pedro Infante y Santiago una serie de narcos, en un momento como el que vivimos, tan peligroso, no sabes si te vas a fondo y eso te pega.

“Sé que no recibieron amenazas estaban haciendo la historia, era un programa fuerte y de repente uno se siente que no está preparado para la responsabilidad tremenda y me imagino que eso le pegó (…) Cuando estás trabajando en Televisa y de repente te cancelan la exclusividad y un programa, te vienes abajo”, abundó Galindo.

Minutos antes el conductor Yordi Rosado acudió para presentar sus respetos a la memoria con quien trabajó en Me quiero enamorar: “Estoy muy triste con esta situación, quiero acompañar a la familia y estar un rato con ellos. (A los Galindo) los quiero mucho, somos amigos desde hace mucho tiempo, este es un momento muy delicado. “Santiago era un gran productor, una persona muy paciente, creativo, muy trabajador, alguien a quien admiré, pero al final la vida da muchas vueltas y cada uno sabe lo que está viviendo, lo único que quiero es darle un abrazo (a su familia)”, abundó.

A la funeraria también llegó el chef Alfredo Oropeza y Jimena Gállego, que prefirieron no ofrecer declaraciones.; así como Beatriz Moreno, el productor Eduardo Suárez y Alejandro Esquivel.

Rubén Galindo, con quien realizó varios proyectos, a través de Producciones Galindo, que data desde su abuelo Pedro Galindo, llegó pasadas las 11 de la noche, al igual que María León.

Sus éxitos televisivos comenzaron a finales de los 90, con la telenovela de Tv Azteca Al norte del corazón, donde comenzó una mancuerna con su primo Rubén que seguiría hasta sus últimos días.

“Estoy tan triste. Descansa en paz mi admirado Santiago. Gracias por tu apoyo siempre a mí y a tantos. Te admiro y quiero”, dijo Danna García, antagonista de aquel programa, después de que se informara que su cuerpo fue hallado con un disparo, adentro de un automóvil.

En 2004, los productores se mudaron a Televisa con Amy, la niña de la mochila azul, protagonizada por Nora Salinas y Lorena Herrera, quienes dijeron que lo mantendrán siempre en sus oraciones.

“Triste y terrible noticia la muerte de uno de los más importantes productores de Televisa. Siempre con una sonrisa! Creador de éxitos”, escribió en sus redes sociales Herrera.

En 2005, los Galindo presentaron el programa Bailando por un sueño y un año después Cantando por un sueño; ambos fueron conducidos en su primera edición por Adal Ramones.“Triste por la partida de un gran amigo; ser humano sensible y de noble corazón. Estupendo jefe y creativo sin par”, indicó el presentador.

Omar Chaparro también compartió su sentir: “Consternado por la notica. Me tocó trabajar con él y con Rubén”.

En 2011, produjo Pequeños gigantes, que este 2018 transmitió su tercera temporada y donde Gloria Trevi participó como madrina. Santiago ya había trabajado con ella cuando hicieron la película Zapatos viejos (1993). “Siento muchísimo enterarme del deceso del amigo, director y productor Santiago Galindo, estoy agradecida con él por el tiempo que me dedico y la fe que me tuvo, les pido una cadena de oración por el descanso de su alma y el pronto consuelo de sus seres queridos, timbres postales al cielo”, expresó La Trevi.

Dos años después hizo Parodiando con Angélica Vale, Mauricio Castillo y César Bono, quienes lamentaron el sorpresivo hecho.