Luego de su cancelación por escándalos de corrupción, el Tren México-Querétaro podría llevarse a cabo, después de todo, como parte del Plan de la Red Nacional de Ferrocarriles del gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

El hombre propuesto como próximo secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, señaló en entrevista con El Financiero que ya se prepara una renovación en la red ferroviaria del país, con varios proyectos de pasajeros y otros más de carga para fomentar el crecimiento en diversas zonas del país.

Además, la Red incluirá el desarrollo del tren Cancún-Palenque, así como la modernización de la ruta Coatzacoalcos- Salina Cruz y el arranque de una ruta de tren que iría de Guadalajara hasta Tijuana y de Querétaro hasta Laredo.

La nueva red propuesta, abundó Jiménez Espriú, “tiene diferentes tramos importantes y dentro de ella definiremos cuáles son los tramos de más urgente atención, tanto por la repercusión que tiene a nivel social como económico, porque esos tramos detonarán proyectos de desarrollo regional”.

Desde finales de marzo, empresarios chinos esperaban que con el triunfo del tabasqueño se abriría de nueva cuenta la posibilidad de llevar a cabo el proyecto del tren México-Querétaro.

Analistas ven en la reactivación de este proyecto, un guiño hacia el gobierno chino, congruente con la idea de reducir la dependencia con Estados Unidos.