En Tijuana médicos del IMSS recomiendan prevenir las aftas bucales

23

Las pequeñas úlceras o llagas que aparecen en el tejido mucoso que recubre el interior de la boca se llaman aftas; afectan a la población de todas las edades y ambos sexos, aunque las mujeres son más propensas a padecerlas.

El director de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) número 35 del IMSS en Tijuana, Javier Camacho Reyes, explicó que la lesión puede ser única o aparecer en grupo, tiene un aspecto blanquecino o amarillento, con un halo enrojecido alrededor.

Estas pequeñas heridas suelen localizarse en la parte interior de las mejillas, en la base de las encías, en el paladar, lengua, o interior de los labios, señaló el médico el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Advirtió que son muy dolorosas y antes de aparecer, la zona presenta un ardor intenso; son consideradas lesiones benignas (no cancerosas) que, a diferencia de las heridas bucales causadas por el virus del herpes labial, no son contagiosas.

Por lo general suelen ser recurrentes, es decir; una vez se ha tenido un afta es muy probable que reaparezca cada cierto tiempo, en el mismo o en lugar distinto. Explicó que las causas de su aparición están ligadas a diversos factores como los hereditarios, ya que prácticamente en la mitad de los casos el paciente tiene algún pariente de primer grado que presenta esta misma afección.

Los individuos cuyos progenitores padecen el problema, tienen 90 por ciento de probabilidades de sufrirlo. Otras causas son las agresiones mecánicas, el simple hecho de morderse mientras se mastica o recibir un rasguño durante un tratamiento bucal y las lesiones como consecuencia de un diente dañado constituyen los motivos más frecuentes para su aparición.

En algunos casos, son indicativo de problemas del sistema inmune, muchas veces una baja de defensas a consecuencia de un catarro o de una situación de estrés. También, ansiedad, problemas emocionales, deficiencias alimentarias, principalmente relacionadas con deficiencia en hierro, ácido y vitamina B12 o problemas hormonales.

Por lo general, las aftas suelen desaparecer al cabo de unos días, sin necesidad de aplicar tratamiento. Los productos que se venden en farmacias, tales como enjuagues bucales, resultan efectivos para aliviar el dolor producido por la llaga.

Camacho Reyes indicó que la manera más eficaz de prevenir la reaparición de las aftas es una alimentación equilibrada, evitar las situaciones que nos generen ansiedad o estrés -en la medida de lo posible- y cuidar la higiene bucal.

El especialista destacó que hay algunas medidas preventivas respecto de los alimentos que consumimos, tratando de evitar comidas ácidas, picantes, o excesivamente condimentadas. Aseveró que deben evitarse los alimentos muy calientes o aquellos que sean muy ácidos, como los cítricos.