Olga Sánchez Cordero, quien sería la próxima titular de la Secretaría de Gobernación, informó que dicha la ley Voluntad Anticipada “se promoverá en todo el territorio, en todas las entidades federativas que aún no cuenten con ella”.

A la fecha, sólo 11 entidades federativas cuentan con esta ley: Aguascalientes, Chihuahua, Coahuila, Colima, Ciudad de México, Estado de México, Guerrero, Hidalgo, Michoacán, Nayarit y San Luis Potosí.

Afirmó que “se promoverán reformas en los códigos civiles para consagrar el derecho a una muerte digna“.

Sánchez Cordero, exministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), dio a conocer esta postura en una reciente conferencia en el Colegio de Notarios de Ciudad de México, que divulgaron medios locales este miércoles.

En la capital, la Ley de Voluntad Anticipada entró en vigor el 7 de enero de 2008, cuando Marcelo Ebrard Casaubón era jefe de gobierno.

Entre otros puntos, esta ley regula la decisión de las personas de ser o no sometidas a procedimientos médicos o tratamientos que puedan alargar su vida en la etapa terminal, cuando ya no se pueda mantener de forma natural.

En la reunión, informó Imagen, Sánchez Cordero también dijo que se impulsarán nuevas garantías para los jueces y magistrados locales y puedan actuar con autonomía y se evite la corrupción.

Ofreció cuatro garantías como propuestas: presupuesto etiquetado para evitar cabildeos, inmovilidad de los jueces y magistrados para no estar a la voluntad de autoridades al no haber resuelto de conformidad a sus intereses, una escuela nacional para formar la carrera judicial y pago de retiro para los profesionales.