La improvisación en los viajes no es una buena opción cuando se viaja con niños. Y es que, ir de vacaciones con los hijos supone una planificación extra para no olvidar los imprescindibles que vamos a necesitar.

Moda de verano para niños

1. No olvides sus cosas personales: si tienen un objeto de apego, un juguete favorito o un cuento que les gusta leer por la noche, mételo en la maleta junto con algunos lápices para colorear o pequeños juguetes que les entretengan. Incluso pueden ser ellos quienes elaboren una mochila en la que metan todas sus pertenencias.

2. Ten siempre preparados los documentos: si viajes en avión, si vas a un país extranjero o si cambias de comunidad, conviene llevar su documentación personal necesaria. Llevar todo a mano en una mochila y te será más fácil encontrarlo.

3. Busca ideas de entretenimiento para el viaje: si han de pasar un rato largo en el coche o en otro medio de transporte, conviene llevar juegos, libros, lápices para colorear o tablet para ver dibujos. Se trata de evitarles la sensación de agobio al tener que estar más tranquilos y ayudarles a que el tiempo pase más rápido.

4. Prepara ropa cómoda para actividades deportivas: con todas las horas de sol que hay en verano, es el momento de aprovechar para hacer deporte al aire libre. El ciclismo o el patinaje podrían ser dos buenas alternativas a la playa y la piscina.

5. No olvides ropa extra: es conveniente realizar una lista de toda la ropa que vas a llevar para que el niño luzca looks diferentes, según las actividades que van a hacer. Sin embargo, llevar la ropa justa es un error, lo más normal es que el niño se manche en repetidas ocasiones y, si no tienes oportunidad de lavar la ropa o no tienes tiempo para ello, te verás en un aprieto. Si viajas en avión, recuerda llevar una chaqueta, ya que el aire acondicionado suele estar fuerte y el niño podría pasar frío.

6. Lleva un pequeño neceser con imprescindibles: como cremas solares, toallitas húmedas, tijeritas, tiritas, ibuprofeno y paracetamol. Los niños lo tocan todo y las toallitas son muy útiles para limpiarles o utilizarlas si necesitan ir al baño. Incluso te recomendamos que añadas la famosa arnica, una solución perfecta para los golpes.

7. Viaja siempre con entretenimiento para las horas de playa y piscina: gafas de bucear, máscara para hacer snorkel, flotadores… hay un sin fin de juegos al aire libre con los que conseguirás tener siempre entretenidos a los niños.