La selección portuguesa de fútbol volvió a los entrenamientos en la localidad rusa de Kratovo, a unos 40 kilómetros de Moscú.

El equipo liderado por Cristiano Ronaldo sigue preparando su debut del viernes frente a la selección española.

En rueda de prensa, el delantero Bernardo Silva, analizó la actual situación de España afirmando que no se confían y que los jugadores ibéricos tienen experiencia por lo que no les afectará en su rendimiento.

“Los jugadores de la selección española tienen demasiada experiencia como para que les afecte la reciente destitución de Lopetegui”.

También dijo que si se produjera lo mismo con el entrenador portugués, Fernando Santos, “sí que sería un problema para ellos y una razón para estar bastante preocupados”.