Decía que era “buchona”, modelo, hostess y escort. Según ella era amiga de policías y personas famosas… la realidad es que aquella mujer era uno de los principales eslabones de una banda de secuestradores. Se llama Frida “N” y es acusada de formar parte de la banda de Los Mazos, un grupo relacionado con extorsiones, secuestros y homicidios.

Agentes de la Fiscalía General de Estado de México la atraparon cuando fue a visitar a sus abuelos a Nezahualcóyotl. De acuerdo con los agentes, Frida empezó a trabajar como hostess en el restaurante Angus, en Insurgentes Sur.

En su perfil de Facebook presumía sus fotos en el restaurante. Aparecía con su uniforme y acompañada de algunos clientes, entre ellos el boxeador Juan Manuel Márquez. También exhibía imágenes usando una chamarra de Policía Federal, otras más en un Porsche amarillo convertible, en un Charger y algunas motocicletas.

En Neza, donde vivía con sus abuelos, su madre y una hija, comenzó a juntarse con los integrantes de la banda. Fue así como les ayudó a cometer al menos cuatro secuestros.

Desde hace más de seis meses Frida se ocultó al tener una orden de aprehensión en su contra. El Ministerio Público la acusó de ayudar al plagio de un hombre que después apareció muerto y con un narcomensaje.

Frida dejó su trabajo como hostess y cambió de casa. Se hizo llamar entonces Sophia. Eliminó el perfil de Facebook y tiempo después abrió otro con una identidad falsa.

Pero los agentes que estaban tras ellas ya tenían diversas fotografías. Aquellas imágenes en las que aparecía en autos deportivos, motos, fueron obtenidas por los agentes. 

La mujer ahora está presa en el penal Neza Bordo.