Lorena Osornio, candidata independiente a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, aceptó realizarse la prueba del polígrafo, prueba que se ha ofrecido a todos los que contendientes.

Sobre cómo se sintió durante la prueba, Osornio contestó que estuvo tranquila y que aceptó este ejercicio porque no tiene nada que esconder.

“Las preguntas son sencillas, se contestan con un sí o un no. A mí me fue muy bien en la prueba y por eso exhorto a los candidatos faltantes que se hagan un tiempo y le den a la ciudadanía la oportunidad de saber quiénes son”, precisó.

Sin embargo, al terminar la prueba se dirigió a su coche. Lo que no esperaba es que le hubieran puesto una de “araña por exceder el tiempo que pagó en el parquímetro”.

La aspirante independiente, consideró que es injusto que el gobierno privatice las banquetas de los inmuebles y casas; y asegura que hay mucha opacidad en este programa.

“Desde el primer día de mi administración revisaré todos estos programas y responderé a la pregunta de los vecinos sobre el destino de los recursos que han generado, pues los vecinos aseguran que no han visto mejoras en las calles”, señaló.

Osornio promete también revisar a fondo el programa de los verificentros para saber realmente dónde queda el dinero.