De ganar Andrés Manuel López Obrador la elección presidencial, la prioridad del próximo gobierno será respetar absolutamente la autonomía del Banco de México, mantener el actual régimen de libre flotación de la moneda y ser muy cuidadosos de la deuda pública, advierte Carlos Urzúa.

Quien ha sido propuesto por el candidato de la coalición Juntos Haremos Historia para ocupar la Secretaría de Hacienda y Crédito Público afirma que se respetarán las subastas y contratos realizados por Pemex “si estos fueron bien adjudicados”.

Sin embargo, Urzúa Macías señala que los procesos de subasta se examinarán de manera muy detallada, así como la situación de los yacimientos petroleros que quedarán por explotarse y, enfatiza, también se va a tratar de tener una mejora administrativa en Pemex.

“Es algo que no tiene ninguna consecuencia. Independientemente de eso, no va a pasar nada, ¿qué puede pasar?, las empresas seguirán siendo empresas, no creo que deba haber alguna preocupación al respecto”.

Urzúa Macías señala lo que, en su opinión, es más urgente en este momento: “Anunciar de manera pública y rápida lo que se va a hacer, para que lo escuchen no sólo los mexicanos, sino en el resto del mundo, que el que esté preocupado se tranquilice, que el gobierno de Andrés Manuel va a respetar absolutamente la autonomía del Banco de México; va a tener un régimen de libre flotación, como se tiene actualmente, y va a ser muy cuidadoso de la deuda pública, esto es prioridad.”

“Los inversionistas extranjeros están tranquilos, los empresarios también, ya tenemos las bases del programa económico, por supuesto falta mucho por hacer, porque en el gobierno de Andrés Manuel se va a tener que hacer el Presupuesto de Egresos, etcétera, todo se va a armar con mucho cuidado”.

El colaborador de Andrés Manuel López Obrador confía en que a finales de este año podríamos tener de regreso un dólar no mayor a 18 pesos.

“Creo que si todo va bien y se descuenta, como se tiene que descontar, el hecho de que López Obrador va a ganar, las variaciones van a ser muy poquitas, siempre las hay en el tipo de cambio, todos los días, por cualquier cosa las hay.”