El Partido Verde propone crear en cada Estado de la República al menos un banco de alimentos y establecer mecanismos legales obligatorios para que los mercados, centrales de abasto, y tiendas de autoservicio; transporten y entreguen los alimentos que no se comercializan y se encuentren en buen estado.

Dichos alimentos después serán entregados oportunamente a la gente que los necesita. 

Esta propuesta busca darle de comer a las millones de personas que viven en situación de pobreza en México, ya que un gran porcentaje de la población no cuenta con los recursos necesarios para acceder a la canasta básica alimentaria.

La propuesta tiene la finalidad de garantizar que todos los ciudadanos accedan a una alimentación suficiente y de calidad, como lo establece la Constitución.