La Cámara de Diputados argentina comenzó el miércoles la histórica sesión para someter a votación un proyecto de legalización del abortoen medio de masivas manifestaciones de pro y anti abortistas que esperarán el resultado del debate en las cercanías del Congreso.

Es la primera vez que un proyecto legislativo para despenalizar el aborto ylegalizar su práctica hasta la semana 14 de gestación llega al pleno de una cámara legislativa de Argentina, el país nativo del papa Francisco, luego de que seis iniciativas se frustraran en instancias legislativas inferiores.

 

Expectación en Argentina por debate sobre legalización del aborto

Además se introdujeron algunos cambios para atraer a los indecisos como el derecho a la objeción de conciencia de los médicos, previa inscripción en un registro, y la creación de consejerías pre y post aborto para asesorar a las mujeres y acompañarlas.

En uno de los sectores se ha aglutinado una marea de pro abortistas con el característico pañuelo verde al cuello que los identifica y en el otro los llamados “pro vida” portando banderas argentinas y carteles con imágenes de fetos.

En Argentina es ilegal interrumpir el embarazo excepto en los casos de violación y de riesgo para la vida o salud de la madre, lo que no impide que cientos de miles de mujeres aborten de forma clandestina cada año.

Expectación en Argentina por debate sobre legalización del aborto

La iniciativa necesita 129 votos de los 257 escaños para ser aprobada. El presidente Mauricio Macri, de tendencia conservadora, promovió el debate en el Congreso, donde el oficialista Cambiemos está fuertemente dividido entre pro y anti abortistas.

Expectación en Argentina por debate sobre legalización del aborto

La iniciativa llega a la cámara baja por el empuje desde hace 13 años de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, un colectivo integrado por unas 500 organizaciones sociales y políticas.

En la acera contraria se encuentra la Iglesia católica, que en las últimas semanas redobló sus críticas al proyecto. En Latinoamérica Uruguay, Guyana, Cuba y la Ciudad de México permiten el aborto sin restricciones.