El titular de Exteriores estadounidense, Mike Pompeo,  se dirige este miércoles a Corea del Sur para nos a conocer los detalles del acuerdo alcanzado el día de ayer entre Donald Trump y Kim Jong-un que incluye la suspensión de las maniobras militares en la península coreana.

El jefe de la diplomacia estadounidense despegó poco antes del mediodía desde Singapur hacia Seúl, la primera parada de un viaje que también le llevará mañana a Pekín para informar al Gobierno chino sobre la histórica cumbre entre Washington y Pyongyang.

 Mike Pompeo, ecribió en su cuenta de Twitter una foto en la que se despedía diciendo adiós desde la puerta de su avión y agradeció el “increíble trabajo y la hospitalidad del Gobierno de Singapur”.

Hasta el momento no se han dado más detalles sobre las reuniones que planea mantener en Seúl y Pekín, solo que se reunirá con altos funcionarios surcoreanos, japoneses y chinos.

Pompeo comunicó que pondrá al día a sus homólogos sobre el resultado de la cumbre y dar a conocer la importancia de implementar por completo todas las sanciones que se han impuesto a Corea del Norte.

Pompeo tiene previsto reunirse con el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, a primera hora del jueves en Seúl, señaló este miercoles la agencia surcoreana Yonhap.

El titular de Exteriores estadounidense también mantendrá un encuentro trilateral con sus homólogos de Japón, Taro Kono, y Corea del Sur, Kang Kyung-wha.

“Las maniobras entre Corea del Sur, Estados Unidos y el grueso de las tropas estadounidenses en territorio surcoreano juegan un papel muy importante en la seguridad de Asia Oriental. Quiero transmitir esta idea a Washington y también a Seúl”, dijo Itsunori Onodera, ministro de Defensa de Japón.