Alrededor de 400 mil niños y adolescentes que viven o transitan por la Ciudad de México laboran en sus calles, la Central de Abasto o las instalaciones del Sistema de Transporte Colectivo Metro; mientras otros han sido cooptados por narcomenudistas y/o son víctimas de trata laboral, afirmó la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), Nashieli Ramírez.

En algunas delegaciones, como Gustavo A. Madero, Iztapalapa y Tláhuac, reconoció, nos los está ganando el crimen, donde obtienen dinero fácil, cuando tenemos una sociedad con doble discurso, hablamos de valores pero promovemos el consumo, al juzgar a la gente por la marca que viste.

En la presentación de la Agenda Política para Erradicar la Explotación del Trabajo Infantil en México 18/20, señaló que la situación que se vive es muy preocupante, a diferencia de otras entidades, donde se han presentado casos de sicarios, aquí el tema es cómo utilizan a los niños.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo de 2017, aumentó el número de niños que trabajan por pago de deudas, porque no estudió o por otra razón, y se redujo para quienes lo hacen por gusto, ayudar o pagar su escuela, destacó.