Para hacer frente a la escasez de agua que se vive en la Ciudad, los habitantes deben enfrentarse a pagos de hasta mil 800 pesos por la compra de pipas, o formarse desde las cuatro de la madrugada en las garzas del Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex) para acceder al recurso.

De acuerdo con información de empresas que ofrecen el servicio de pipas de 10 mil litros, los precios oscilan entre los mil y mil 800 pesos en las delegaciones Iztapalapa, Tlalpan y Venustiano Carranza.

En todos los casos, la entrega de agua tiene que esperar hasta el día siguiente, por la carga de trabajo. Personas de escasos recursos prefieren formarse desde la madrugada para acceder a una pipa.

“La escasez se ha agravado los últimos días, pero realmente no tenemos agua desde el sismo del 19 de septiembre. De que el agua se desperdicie en el terreno, a que nosotros la ocupemos, mejor nosotros”, dijo una vecina.

El director del Sistema de Aguas de la CDMX, Ramón Aguirre, afirmó que el consumo de agua depende del clima y reiteró que el costo de la contingencia ha sido de 40 millones de pesos.

“Donde está normalizado el clima empieza a regularizarse el suministro. Ahora que está lloviendo (…) necesitamos volver a llenar los tanques, se requiere tiempo, es un proceso que en condiciones normales toma alrededor de tres días”.

En ese sentido, será hasta el viernes cuando el suministro de agua en cinco delegaciones se normalice. 

Desabasto de agua persiste en 60% de Iztapalapa