La Federación Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR), anunció los planes para apoyar hasta por un año a los supervivientes de la erupción del Volcán de Fuego, que dejó por lo menos 114 muertos, mientras que 197 personas siguen desaparecidas en Guatemala.

El volcán hizo erupción el 3 de junio, afectando a un millón 700 mil personas que todavía corren peligro por la actividad elevada del volcán.

“Los voluntarios de la Cruz Roja guatemalteca siguen trabajando día y noche para brindar atención a los sobrevivientes, que necesitarán apoyo a largo plazo para recuperarse”, anunció el director, Walter Cotte.

Walter Cotte, señaló que aún no ha podido medir la escala completa del desastre, pero enfatizó su impacto en la salud de las personas, sobre las fuentes de agua de la región y en el ganado, del que dependen muchas familias.

 

Cabe señalar que hace días salieron seis tráileres, desde Toluca a Guatemala con 130 toneladas de ayuda humanitaria, con ocho mil despensas, 20 mil cubrebocas, 15 mil mascarillas, tres mil cobijas, dos mil paquetes de higiene personal, 600 bolsas para dormir, entre otros apoyos. Por su parte la Delegación de Jalisco de la Cruz Roja Mexicana apoya con cuatro paramédicos del contingente de 20 que serán enviados para apoyar en las labores en Guatemala.