La Comisión Nacional de Vigilancia del Instituto Nacional Electoral (INE) informó que un millón de personas aproximadamente han solicitado la reimpresión de su credencial de elector, por lo que van a poder ejercer su voto el 1 de julio.

René Miranda, presidente de la Comisión, no descartó que la reimpresión de las credenciales sea blanco de ataques y críticas.

“Todos somos conscientes de que existen personas o grupos que tienen un gran interés de que todo lo que se hace por parte de la autoridad y los propios partidos y que se hace bien, de repente generar situaciones de desconfianza”, externó.