El candidato presidencial de la alianza Todos Por México, José Antonio Meade, señaló que en el futuro de América del Norte, así como en la relación México-Estados Unidos no se puede permitir la improvisación.

A través de Twitter el candidato presidencial compartió su editorial publicada en el periódico estadounidense Dallas Morning News, en donde destacó que el 1 de julio, es determinante para los mexicanos ya que elegirán como presidente presidente, a alguien que comprenda la importancia de la integración con la economía, con visión y experiencia para llevar la relación con Estados Unidos a una fase más competitiva posterior al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) o al retroceso.

“La elección es una decisión binaria sobre lo que queremos para los próximos 50 años de México. ¿Continuamos avanzando en un México hacia el exterior, construyendo certidumbre, atrayendo una mayor inversión y creando más empleos, como he estado defendiendo? ¿O elegimos las ideas anticuadas y erróneas que nos devolverán a un México autoritario, centrado en el Estado y centrado en el Estado?”, expuso Meade Kuribreña en el texto.

Además planteó la apertura energética del país luego de la reforma de 2013 y aseguró que seguirá impulsando la inversión privada para que el nuevo modelo energético pueda satisfacer las demandas del siglo XXI.

“Si la palabra de moda populista de la oposición está deshaciendo la transformación desatada por la reforma energética de 2013, lo mío es lo contrario: una mayor apertura”, puntualizó el abanderado priista.