Una forma divertida de favorecer el aprendizaje de la lectura en los niños es a través del juego. ¿Sabías que existen algunos juegos para aprender a leer? ¡Toma nota de estos 8 divertidos juegos para incentivar la lectura!

Cuando los niños aprenden a leer en el colegio es importante reforzar este aprendizaje en casa y, de hecho, puede hacerse de una forma lúdica y divertida: a través del juego. Existen muchas actividades para enseñar a leer a los niños mediante el uso de juegos diseñados para motivar a los peques y convertir la lectura en una actividad divertida.

Las actividades lúdicas para enseñar o potenciar el aprendizaje de la lectura infantil se basan en el entrenamiento de las habilidades cognitivas relacionadas con la comprensión del texto. En este sentido, es aconsejable reservar un ratito cada día para leer cuentos en voz alta a los hijos. El clásico momento para dedicarse a la lectura suele ser antes de acostarse.

8 juegos para aprender a leer

A continuación, te ofrecemos ocho juegos divertidos y didácticos que tienen como finalidad fomentar el aprendizaje de la lectura en los niños.

1. El ‘veo, veo’

Un clásico entre los clásicos, el juego del “veo,veo” divierte mucho a los niños y les permite establecer un acercamiento con las letras y las palabras. El juego consiste en que uno de los jugadores debe pensar una palabra que nombre un objeto a la vista de todos los participantes. Entonces, el jugador dice: “Veo, veo, una cosa que empieza por la letra…”; e indica la primera letra de la palabra. El resto de jugadores deben adiviniar el objeto.

2. Letra-objeto

Este juego consiste en identificar una letra con un objeto, personaje, animal, etc. Por ejemplo, la “A” mayúscula tiene la forma de una montaña, o la “m” minúscula puede ser un puente. Relacionando cada letra con un objeto ayudas al niño a memorizar una secuencia de personajes u objetos relacionados con esta letra, de modo que el pequeño puede comprender mejor qué representa cada letra.

3. Listas de palabras

Con la finalidad de ayudar al niño a potenciar su conciencia fonológica, es decir, la relación que existe entre las letras y sus sonidos, puedes jugar con tu hijo a hacer listas de palabras con sonidos parecidos. Tú debes pronunciar las palabras de sonidos parecidos y que el niño haga la lista.

4. Bingo de palabras

El divertido juego del bingo puede transformarse de números a palabras con el fin de fomentar el aprendizaje de la lectura en los niños. Simplemente se deben completar las casillas con palabras en vez de con números.

5. Unión de frases

Una forma didáctica de entrenar la comprensión de las frases y el uso de conectores es a través del juego de la unión de frases, que consiste en presentar al niño dos frases diferentes que deberá unir para dotarlas de sentido.

6. Cadena de palabras

Este juego consiste en hacer una secuencia de palabras, lo que vendría a ser una especie de cadena en la que cada palabra tiene que empezar por la última sílaba de la palabra anterior. Por ejemplo: escuela-labios-oscuro-rosa-salero,etc.

7. Completar palabras

Este juego, que consiste en completar palabras con letras escondidas o frases con palabras que faltan, es una actividad divertida que ayuda a los niños a pensar mientras leen y a encontrar la letra o palabra más adecuada para mantener el sentido de la frase.

8. Sopa de letras

Otro clásico entre los clásicos son las divertidas sopas de letras, que ayudan al niño a aprender a leer, y que consisten en encontrar palabras escondidas (en horizontal, vertical y diagonal) en un grupo de letras que, aparentemente no tienen sentido.