El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva recibió un inesperado regalo que ha llegado hasta la cárcel brasileña de Curitiba, en el sur del país, el esta encarcelado desde hace más de dos meses, ha recibido un presente del Vaticano. El papa Francisco le ha hecho llegar un rosario al líder del Partido de los Trabajadores (PT), condenado a 12 años de prisión por corrupción y lavado de dinero en el caso Petrobras.

El papa Francisco envió un rosario al presidente Lula, preso político hace 67 días. El presidente recibió el rosario en la sede de la Policía Federal en Curitiba, se informó desde la cuenta oficial del mandatario. El rosario lo llevó a la prisión el dirigente social argentino Juan Gabrois, quien no pudo entrar a prisión para dárselo en persona. El mandatario publicó en sus redes sociales una foto del obsequio religioso. Un rosario de cuentas negras con un cristo de plata y el escudo del Vaticano, en una caja forrada, con una tarjeta oficial en la que se aprecia la firma del papa argentino.

Lula da Silva fue encarcelado el pasado 7 de abril y cumple condena en la sede de la Policía Federal en la ciudad de Curitiba. Se le acusa de haber recibido un apartamento como soborno en la red de corrupción creada a través de los contratos de la petrolera estatal Petrobras, que fue destapada por el juez Sergio Moro en la conocida operación Lava Jato.