Dejar que los niños anden descalzos por casa es algo que los padres niegan constantemente. En este artículo, aprovecharemos para ver si se trata de algo positivo y cual debe ser la actitud correcta ante este acto tan recurrente.

Así como usamos la ropa para protegernos del frío, los zapatos nos hacen la vida más fácil porque protegen nuestros pies. Como habrás notado, los niños están deseando quitarse los zapatos y poder andar descalzos una vez que entran por la puerta de casa. Esto sucede continuamente y la explicación es sencilla: el calzado les molesta y les priva de libertad.

¿Es bueno dejar que los niños anden descalzos por casa?
Al igual que se considera que caminar por la playa es muy saludable, caminar descalzo en casa también lo es. A continuación, te vamos a mostrar algunas razones por las cuales es bueno dejar que los niños anden descalzos por casa. ¡Toma nota, ya que contrariamente a lo que se pueda pensar, es muy positivo para su salud!

Dejar que los niños anden descalzos por casa es beneficioso para su salud.

1. Desarrolla pies sanos
Ciertamente, las personas que a menudo van descalzas tienen los pies más sanos que las que usan zapatos con frecuencia. Se debe considerar que los zapatos proporcionan las condiciones perfectas para que los hongos y las bacterias florezcan: son cálidos, húmedos y oscuros.

Un calzado apretado pellizca los dedos de sus pequeños pies y puede afectar también la piel, además de causar infecciones dolorosas.

2. Pies más fuertes
Cuando el niño camina o corre con el calzado, sus pies están protegidos. Sin embargo, cuando va sin zapatos, todos los huesos de su pie, así como los tejidos blandos de los músculos, tendones y ligamentos están expuestos.

Dejar que los niños anden descalzos por casa es beneficioso para su salud.

Ir descalzo fortalece estas áreas y también da como resultado unos pies más fuertes en general. Esto, por otro lado, puede mejorar la marcha y el equilibrio.

3. Construye un mejor equilibrio
Caminar con los pies descalzos ayuda a los niños a desarrollar una buena postura y también a aumentar el equilibrio. De hecho, los expertos han descubierto que los niños pequeños mantienen la cabeza en alto cuando caminan descalzos.

También nutre, fortalece y promueve la agilidad en los pies, tobillos, piernas, rodillas, caderas, isquiotibiales y músculos de los glúteos; todas estas partes se encuentran en crecimiento a esa edad.

Esto se debe a que los pies descalzos permiten a los niños sentir los detalles del suelo mientras caminan, lo que significa que es más probable que ajusten sus movimientos porque tienen un contacto más directo.

4. Desarrolla la conciencia del cuerpo
Caminar sin zapatos conecta a los niños más directamente con su entorno, a la vez que aumenta la conciencia de todo su cuerpo. Cuando están descalzos, los niños desarrollan fuerza muscular, orientación espacial, equilibrio y coordinación.

“Los zapatos proporcionan las condiciones perfectas para que los hongos y las bacterias florezcan: son cálidos, húmedos y oscuros”

5. Mejora los sentidos
Si los niños usan zapatos o calcetines, sienten lo mismo en todas las superficies sobre las que caminan. En sus pies descalzos, los diferentes escenarios, como pueden ser las baldosas frías del baño o a la hierba en el jardín, se sentirán de manera especial.

Hacer que los pies de tu hijo experimenten estas sensaciones le dará la oportunidad de desarrollar una conciencia real de su entorno.

6. Sirve para aprender a caminar
Sorprendentemente, los zapatos pueden distorsionar la forma en que los niños aprenden a caminar. Cuando usan zapatos con suelas acolchadas, es más probable que golpeen los talones contra el suelo en lugar de caminar suavemente. Además, los zapatos tienen una puntera que provoca que levanten los talones del suelo.

Toda esta asistencia adicional afecta la forma en la que se desarrolla el pie; provoca que se debiliten los músculos que desempeñan un papel crucial en caminar y correr. Por el contrario, caminar descalzos representa una perfecta oportunidad para que los niños aprendan a caminar sin ningún tipo de ayuda extra.

Es sumamente positivo dejar que los niños anden descalzos por casa.

Es sumamente positivo dejar que los niños anden descalzos por casa.
7. Mejora el sistema nervioso
Caminar descalzo estimula los puntos de acupuntura del pie; esto, a su vez, ayuda a estimular los nervios y las venas. Esto mejora el sistema nervioso de nuestro cuerpo. El dolor causado por las venas varicosas, especialmente en pacientes diabéticos, puede reducirse si caminan descalzos con regularidad.

Como conclusión, si eres de las que andan todo el día detrás de sus hijos con las zapatillas en la mano, olvida esa estrategia. Es mejor que los niños anden descalzos por casa. Finalmente, recuerda que, si hace frío, el niño debe usar calcetines.