El jefe de Gobierno capitalino, José Ramón Amieva, señaló que ante la proximidad del arranque de la nueva etapa de verificación en la Ciudad de México, los propietarios de estos centros de servicio deben realizar pruebas para garantizar que la operación se dé sin contratiempos.

Comentó que en breve recorrerá junto con la secretaria del Medio Ambiente, Tanya Mueller, los 55 verificentros que hay en la capital para comprobar que todo marche en orden para que puedan iniciar el próximo primero de julio.

“El día de inicio es en julio y tienen que estar funcionando. No hay otra más, no va a haber prórroga, esto es muy sencillo, en este lapso de aquí a julio, conjuntamente con Tanya voy a hacer visitas para ver cómo están funcionando. Ya ahorita es para que empiecen a hacer pruebas o ya se vea un avance”, sostuvo.

Amieva aseguró que, quienes no cumplan con la fecha establecida se harán acreedores de una sanción que va desde una multa hasta la revocación de la concesión.