Al finalizar el segundo Debate Chilango, el cual se llevó a cabo en las instalaciones del Canal Once, el candidato a la jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, Mikel Arriola Peñalosa, dijo que no aceptará el reto hecho por Alejandra Barrales, ya que su candidatura está firme y sería una falta de respeto a sus simpatizantes renunciar.

Tras el reto realizado por la candidata de “Por la CDMX al Frente”, sobre renunciar si no comprueba que tiene una propiedad en Polanco, el aspirante priista dijo que no acepta dicho reto, sin embargo dijo que sí ofrecería una disculpa pública de comprobarse que Barrales no tiene nada que ver con el inmueble de Rubén Darío 225.

“Yo me mantengo en si se acredita que no es de ella, yo pediría una disculpa. Mi candidatura está firme, no la voy a apostar, es irresponsable y lo que hizo ella fue ponerla en peligro”, remarcó.

Además, tuvo la fortuna de no requerir de créditos hipotecarios para adquirir su departamento, aclarando que no es un mantenido de su suegro, el diputado Heriberto Galindo, como aseguró la perredista.

“Yo tuve la fortuna de que no tuve que pagar un crédito hipotecario. Yo he comprado siempre mi comida, mi vestido, los enseres de mi casa, le pago puntual mente a la señora que nos plancha, entonces no me mantiene mi suegro”, expresó.

Mikel Arreola se autoproclamó ganador del debate por la Ciudad de México, ya que, dijo, fue el único que fundamentó sus propuestas, mientras que sus oponentes se escudaban y enojaban.