Este jueves Nicaragua cumple 30 días de una crisis que inició por manifestaciones en contra de nuevas medidas al sistema de seguridad social y que se acentuó después de las más de 58 muertes a causa de la represión ejercida por el Gobierno.

El Movimiento Estudiantil 19 de abril llamó este jueves a toda la población nicaragüense a hacer un paro nacional durante 24 horas cerrando carreteras para exigir la renuncia del presidente, Daniel Ortega, y la vicepresidenta y primera dama, Rosario Murillo.

Este llamado finalizaría mañana viernes a la misma hora, pidieron también la participación de campesinos y pobladores para “cerrar completamente con tranques (bloqueos), las principales carreteras, “impidiendo el acceso y circulación en todo el país con énfasis en la ciudad de Managua y en las fronteras de Nicaragua”.

Diversos sectores, entre ellos el Estado, continuarán este viernes con un diálogo nacional que intenta poner un punto y aparte, aunque el sector privado, los estudiantes y sociedad civil no se mostraron optimistas tras ver la posición del presidente nicaragüense en la jornada inaugural.