En Egipto el ejercito ataca a 19 extremistas en la península del Sinaí

29
Soldiers in military vehicles proceed towards the al-Jura district in El-Arish city from Sheikh Zuwaid, around 350 km (217 miles) northeast of Cairo May 21, 2013. Egyptian army and police forces stepped up roadblocks in north Sinai in a hunt for militant Islamists who kidnapped seven security officers last week, a security source said on Tuesday. REUTERS/Stringer (EGYPT - Tags: POLITICS MILITARY)

El Ejército egipcio abatió a 19 presuntos extremistas y detuvo a otros 20 en la península del Sinaí, en el marco de la operación antiterrorista bautizada “Sinaí 2018”, la cual comenzó en febrero pasado para combatir al Estado Islámico (EI), informaron fuentes militares.

Un total de 10 takfiris (término usado para designar a los grupos yihadistas o radicales sunitas) fueron abatidos en los últimos días por el Ejército durante el rastreo de varios distritos en el centro y norte de la península del Sinaí, mientras otros nueve fueron eliminados por la policía que participa en la operación.

El Ejército de Egipto inició el 9 de febrero pasado la operación antiterrorista “Sinaí 2018” y desde entonces unos 296 yihadistas y 35 soldados han muerto, además cientos han sido detenidos por presuntas actividades terroristas, de acuerdo con cifras castrenses, citados por el diario Ahram.

En la provincia del norte del Sinaí rige un estado de exclusión militar, por lo que los medios de comunicación no pueden acceder a lugar ni verificar las informaciones facilitadas por el Ejército o el Ministerio del Interior.

El presidente egipcio, Abdel Fattah al-Sisi, en una visita en abril pasado al Sinaí, prometió a los residentes que la operación estaría terminada “lo antes posible”. Al-Sisi, reelegido con más del 97 por ciento de los votos de las elecciones de abril, prometió durante su campaña proselitista derrotar a los yihadistas y restaurar la seguridad después de años de disturbios que siguieron al levantamiento popular en Egipto en 2011.

La operación “Sinaí 2018”, en la que participan unidades del Ejército, la Marina, la Fuerza Aérea y la Policía, está dirigida contra organizaciones terroristas y criminales en el norte y centro de la península del Sinaí, así como en otras áreas en el Delta del Nilo y áreas desérticas al oeste del Valle del Nilo.