Este jueves 17 de Mayo Donald Trump llega al primer año de la investigación del fiscal especial de la trama rusa, Robert Mueller, con la popularidad más alta en catorce meses y medio

Un 43% de los estadounidenses aprueban su gestión, mientras que un 52% la rechaza y es apenas dos puntos menos que la que tenía Ronald Reagan y cinco menos que Barack Obama, tanto Reagan como Obama ganaron sin problemas la reelección.

A fin de cuentas, el 65% de respaldo popular que tenía George Bush ‘padre’ a los 17 meses de tomar posesión del cargo -que es donde Trump está ahora- no le salvó de perder la reelección a manos de Bill Clinton. Pero todo parece indicar que el grifo que mantenía la abierta la ‘gota china’ sobre la popularidad de Trump por el Rusiagate se ha cerrado. Al menos, por ahora.

Ayer, llegaron dos que, en teoría, deberían tener un impacto máximo. Por un lado, Trump tuvo que admitir, en un documento oficial sobre sus finanzas personales, que en 2017 reembolsó a su abogado Michael Cohen entre 100.000 y 250.000 dólares “por gastos en los que éste había incurrido el año anterior”.