Tras el anuncio de la renuncia a su candidatura presidencial, Margarita Zavala niegó que su retiro se deba a una negociación y también descartó declinar a favor de alguno.

Por su parte las dirigencias nacionales de Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el Partido Acción Nacional (PAN) mostraron su intención de captar el 3 por ciento de la preferencia electoral que algunas encuestas dieron a la ex candidata independiente, para así fortalecer a sus respectivos candidatos.

En un mensaje difundido en sus redes sociales, Zavala explicó que las condiciones de inequidad en el proceso, frente a los candidatos partidistas, y la ausencia de segunda vuelta “se impusieron” y “hacen inviable una candidatura independiente con posibilidades reales de éxito”.

Además pidió a sus simpatizantes votar en libertad y con conciencia, porque “los votos son de ustedes, de los ciudadanos, no de los políticos”.

Por su parte, los líderes de PRI y PAN la invitaron a sumarse a las campañas de Meade y Anaya, abanderados de las coaliciones Todos por México y Por México al Frente, respectivamente.

El priista René Juárez Cisneros aseguró que “la recibimos con los brazos abiertos para que apoye a Pepe”, es una invitación para “todos los que no quieran saltos al vacío”.

En Twitter, el dirigente panista Damián Zepeda la llamó a “sumar esfuerzos por el bien de México…en Acción Nacional respetamos tu decisión y valoramos tu entrega y compromiso con México”.