El candidato del partido Humanista a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, Marco Rascón Córdoba, en entrevista se declaró listo para participar en el segundo debate chilango en el que expondrá sus propuestas de gobierno en materia de Economía y de Desarrollo Social a favor de la sustentabilidad y el futuro de la Ciudad de México.

Señaló que sus planteamientos serán resultado de un trabajo colectivo, en equipo, entre académicos, compañeros y amigos, los cuales participaron en la integración de las propuestas humanistas que se expondrán está noche.

Rascón Córdova insistió en su propuesta de gobierno para reconocer la fuerza del valor del trabajo que permita humanizar el desarrollo de la economía local, mediante una estrategia que apoye las 500 mil pequeñas y medianas empresas que generan el 93 por ciento de los empleos formales en la metrópoli, así como generar empresas culturales y de innovación tecnológica para el desarrollo de las y los jóvenes.

Adelantó que formulará propuestas innovadoras para impulsar también a las empresas “no únicamente repartiendo el dinero” sino mediante una visión de fondo e integral que potencialice el crecimiento de la Ciudad de México, además de proponer una nueva visión para el desarrollo social anti clientelismo político mediante programas de asistencia y de acceso social al gasto público, más equitativo y humanizado.

Al respecto dijo que pedirá a los televidentes reflexionar sobre los planteamientos que expondrá, que aún cuando en el debate se tendrá un tiempo limitado para una explicación amplia y detallada, explicará y ampliará su contenido los días siguientes en las actividades que tiene programadas.

Respecto al mensaje final que dará tras su participación comentó que “en esta ocasión no será nuevamente la lectura de poesía”, aunque evitará llamar al voto a su favor, toda vez que el futuro de la Ciudad debe estar por delante y por encima de cualquier promoción personal.

Reiteró que “Serán las propuestas humanistas las que harán la diferencia, mismas que pondrá a consideración de los habitantes de la Ciudad.