El día de hoy ha anunciado La Justicia belga la decisión de no entregar a los exconsellers Tomi Comín, Meritxell Serret y Lluís Puig a las autoridades españolas por un error de forma en la orden de detención y entrega emitida por el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena.

Los tres ‘exconsellers’ han comparecieron este miércoles ante el tribunal belga en una audiencia que ha durado más de una hora. Cuando salieron los tres políticos ofrecieron una breve entrevista,en la que hablaron de su “satisfacción” con la decisión de la Cámara del Consejo de Bruselas.

Al salir hablo Toni Comín, quien pidió al Tribunal Supremo y al Gobierno que dejen de abusar del Código Penal y del sistema penal de euroórdenes con un claro “basta ya”. “Se ha hecho justicia”. 

Queremos mostrar nuestra satisfacción más absoluta con la justicia belga, que considera que la euroórden no cumple con los requisitos. Todo este problema se deriva de haber judiciailzado una disputa política que nunca debería haber llegado a los tribunales”, ha afirmado para denunciar que “el prestigio de la justicia española está bajo mínimos”. “Paremos esto”, ha añadido.