La CDHDF indica incremento en temas de inseguridad en la Capital

53

La presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, Nashieli Ramírez, afirmo que la Ciudad de México vive un problema persistente de inseguridad, que está creciendo y debe atenderse para evitar una situación de riesgo como se vive en otras entidades, ya que se ha duplicado el número de quejas recibidas.

De abril del año pasado a igual mes de 2018, crecieron 122 por ciento, al pasar de 900 a 2 mil, por violaciones de derechos humanos, como al debido proceso, integridad personal o seguridad pública; y la recuperación que la comisión tiene en términos de confianza entre la ciudadanía de que los vamos a atender y defender.

Argumentó que la gente puede denunciar la “venta” de seguridad o vicios ligados a la corrupción, como se exhibió en un video a dos elementos presuntamente de la Policía de Investigación recibiendo dinero de posibles narcomenudistas, para que las autoridades documenten el delito y tomen cartas en el asunto.

Luego de inaugurar el “Conversatorio Día Internacional de las Familias 2018” señaló que todos los días se registran casos que irrumpen la cotidianidad de las personas, siendo los jóvenes de entre 18 y 29 años las principales víctimas de esta violencia, que son la fuerza productiva y dejan a niños pequeños en la orfandad y a las mujeres a cargo de la crianza.

“Todavía la situación de inseguridad es controlable, pero está creciendo, aunque de manera contextualizada y diagnosticada, por lo que estamos a tiempo de tomar medidas. De no hacerlo, dentro de poco estaríamos en una situación de riesgo, simplemente con salir a la calle, como sucede en otros estados”, alertó.

Comentó que se ve un esfuerzo de las autoridades capitalinas, al tomar cartas en el asunto, pero tendrían que reforzar muchísimo más los aspectos de seguridad, revisar los sistemas de control de confianza de los elementos policíacos y mejorar la implementación de los protocolos, porque “dejarlos en papel, es como sí no estuvieran”.

En la CDHDF se trabaja en relación a las quejas recibidas, donde hay una serie de procesos en investigación, por violaciones a los derechos humanos, y ahora están las actuaciones de los elementos, que se incorporarán al informe especial a presentarse próximamente sobre la relación de los adolescentes y la policía, indicó.