Este lunes la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), iniciará procedimiento administrativo en contra de seis empresas transportistas, por el inadecuado manejo de residuos peligrosos.

Inspectores de la dependencia, en coordinación con elementos de la Policía Federal (PF), la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), la Secretaría de Marina (Semar), policías estatales y municipales, así como de Aduanas, llevaron a cabo el Segundo Operativo Nacional 2018  en diferentes puntos de Chihuahua, Tlaxcala, Morelos y Estado de México.

Durante el operativo se aseguraron tres toneladas de residuos peligros por no cumplir con la legislación ambiental mexicana para su manejo, entre los que destacan baterías usadas como plomo- ácido, residuos biológicos infecciosos, así como aceites lubricantes gastados.

Debido al alto riesgo de daño ambiental y a la salud pública que representa el inadecuado manejo de los residuos peligrosos detectados, y acorde con la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos (LGPGIR) publicada en el Diario Oficial de la Federación, y su Reglamento, la Profepa impuso su aseguramiento.

Asimismo, iniciará procedimiento administrativo en contra de seis empresas encargadas de su transportación.

En este Segundo Operativo Nacional se establecieron 86 puntos de revisión en zonas estratégicas, como 59 puntos carreteros, 14 aduanas fronterizas, cinco aduanas interiores y ocho aduanas marítimas.