Andrés Manuel López Obrador enfatizó que Morena es un movimiento pacífico, aunque aseguró que “no es nadie” para recomendarle a los integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) no pelear.

El candidato presidencial de la coalición Juntos Haremos Historia consideró que primero hay que ver quiénes participaron en el enfrentamiento del pasado sábado en Oaxaca durante un mitin de José Antonio Meade.

Yo no soy nadie para hacer recomendaciones a las organizaciones sociales. Primero hay que ver quiénes participaron, porque yo también, así como visito todo el país, sé muy bien cómo está la estructura de cacicazgos, ya sé cómo está el mapa, la geografía de los cacicazgos; entonces, cuando se da un caso en tal lugar, ya pienso quién está ahí, afirmó. 

Durante una gira por Baja California, el tres veces candidato presidencial dijo desconocer si lo ocurrido en Puerto Escondido se trató de una estrategia del propio PRI para afectarlo.

“Todo lo que hacen con guerra sucia y demás se les revierte, entonces deberían cambiar de estrategia”, subrayó luego de un mitin en Rosarito.

Rechazó responderle al candidato presidencial del PRI, quien afirmó que López Obrador perdería la elección de julio entrante, pues insistió en que no caerá en ninguna provocación de sus adversarios, y en cambio les recomendó recorrer el país y visitar las plazas públicas.

“Nada más me tienen en la punta de la lengua, todo es Andrés Manuel, ya quieren que nada más yo esté contestándoles. ¡No! Yo estoy haciendo mi trabajo, informando a los ciudadanos.

“Que vayan plaza por plaza, no le hace que haya sol ahora y uno se quema, se rostiza, pero es muy importante hablar con la gente de manera directa, recoger sus sentimientos, es una recomendación que les hago”, abundó.

Por la tarde, en Tecate, AMLO previó que a partir de hoy se intensificará la guerra sucia en su contra, en vísperas del primer debate presidencial que se realizará el domingo entrante.

 

Dijo que después de que pase el debate, “yo calculo 15 días”, sus opositores “se van a dar cuenta que no hay nada qué hacer” y se van a ir preparando psicológicamente para reconocer su derrota.

“Cuando se den cuenta que no van a poder con la Presidencia, van a querer apostar a ganar la Cámara, que no tengamos mayoría, porque van a querer ahí tenernos apergollados, me van a atrincherar los de la mafia del poder en el Congreso”, abundó.