En el desierto del Sáhara se quiere construir un muro de vegetación para impedir su avance

83

Un muro de vegetación que impida el avance hacia el sur del desierto del Sáhara va a ser construido con tecnología china. La llamada Gran Muralla Verde serán levantad en las regiones africanas del Sahel.

El propósito de este muro es el de combatir los efectos del cambio climático y la desertificación en las regiones del Sahel y el Sahara.

El Ministerio de Ciencia y Tecnología de China aprobó un proyecto en este sentido el 9 de abril. La elección de su tecnología no es casual: ellos ya llevan cincuenta años desarrollando un proyecto similar que pretende forestar, hasta 2074, una longitud de 4.480 kilómetros a fin de frenar el avance del Desierto de Gobi.

Según explica Lei Jiaqiang, director del Instituto de Ecología y Geografía de Xinjiang. (XIEG) de la Academia de Ciencias de China, quien lidera el proyecto:

La tecnología, materiales y productos de prevención y control de la desertificación en China, después de la evaluación tecnológica de ajuste ambiental, ayudarán a construir un modo de aplicación de tecnología adecuado para la Gran Muralla Verde de África.

Mediante una mejora en los ingresos de las comunidades locales, la Iniciativa para la Gran Muralla Verde del Sahara y el Sahel será también una respuesta global al efecto combinado de la degradación de los recursos naturales y la sequía en las zonas rurales.