El jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, anunció que los recursos que por concepto de las fotomultas se recauden durante este año, serán destinados a la etapa de reconstrucción de la capital.

Señaló que se estima obtener alrededor de 900 millones de pesos, los cuales serán utilizados para rehabilitar la infraestructura vial y peatonal dañada por el sismo del 19 de septiembre del año pasado.

Comentó que el dinero de las fotomultas estará etiquetado y con ello se busca terminar con las especulaciones sobre el destino que se le da a lo que se obtiene a las multas por violación al Reglamento de Tránsito.

Además, dio a conocer que ya concluyó el contrato de contraprestación con la empresa Autotraffic, por lo que el sistema y equipos de fotomultas ya pertenece a la capital, de tal manera que para este año ya no se le pagará el porcentaje que recibía por multas pagadas, ahora el 100 por ciento de lo que se cobre por sanciones ingresará a las arcas públicas.