El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó hoy una orden ejecutiva diseñada para “aliviar” a los ciudadanos ante algunos requisitos de Obamacare, la reforma de salud promulgada en 2010 por su predecesor, Barack Obama.

En un acto en la Casa Blanca, Trump denunció el “desastre” y la “pesadilla” que ha supuesto Obamacare para los estadounidenses durante mucho tiempo.

Pese a que la derogación y sustitución de Obamacare fue una de las promesas de campaña de Trump, hasta ahora los republicanos no han sido capaces de aprobar una nueva ley de salud en el Congreso pese a que tienen el control de ambas cámaras.