Un dictamen de la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial (PAOT) capitalina, el cual confirma que durante años el Colegio Enrique Rébsamen tuvo diversas ampliaciones tanto hacia arriba como hacia los lados, así como una serie de dictámenes realizados por peritos particulares presentados por los papás de los niños que perdieron la vida en el lugar, son la base de las acusaciones en contra de Mónica García Villegas, dueña del inmueble.

De acuerdo con autoridades de la Procuraduría General de Justicia de la CDMX (PGJCDMX) el Ministerio Público que indaga el caso recibió ya dichos dictámenes y los tres expedientes que le envió la Secretaría de Educación Pública (SEP).

En ellos se establece que García Villegas se nombra y aparece oficialmente como la directora, dueña y representante legal del kinder, la primaria y la secundaria del plantel educativo.

Con los dictámenes concluidos y la suma del expediente de la SEP, en la que ella se nombra responsable de los planteles, la Procuraduría capitalina prepara ya la solicitud de audiencia ante un juez de control para solicitar se gire la orden de aprehensión en contra de la mujer que, hasta ahora, sigue sin presentarse ante las autoridades que la investigan.

Dentro del expediente CI-FTL/TLP2/UI-3C/D/1695/09-2017 la dueña del Rébsamen Mónica García Villegas se encuentra ya señalada de manera directa como responsable del delito de homicidio culposo diversos 26. Esto por la suma de todas las personas que perdieron la vida en el sismo.

Los padres de los niños que se acercaron a la PGJ denunciaron a la mujer de 52 años de edad. Fue señalada por construir su casa de forma irresponsable e ilegal sobre la escuela de los pequeños.

Con ello, acusaron, Mónica García provocó que el día del sismo el edificio de la delegación Tlalpan no tuviera la resistencia necesaria, se viniera abajo y ahí quedaran sepultados los niños.