El DIF de la Ciudad de México hace lo posible para que Anthony, sea entregado a su padre, aunque no se descarta la posibilidad de que se quede en un hogar adoptivo.

El director general de la institución Gustavo Gamaliel Martínez, advirtió que se redoblan trabajos para que el menor pueda quedar al cargo del señor Pascual Castro, por lo que en el mismo DIF local ya se le ofreció trabajo para que se pueda establecer en la Ciudad.

“No descartamos que se pueda dar la adopción, pero estamos enfocados para fortalecer los hábitos de crianza que tiene don Pascual para que se dé el acercamiento porque la viabilidad está centrada en que se quede con su papá, depende de los resultados y de las condiciones que en su momento nos lleven a tomar la decisión”, señalo.

Anthony vive con una familia solidaria integrada por padre, madre y dos menores, un núcleo sólido temporal mientras se da una posible reintegración con su progenitor.

“Ahorita están en la fase de que son una familia ajena que se incorporó a un modelo y de verdad que es una familia con mucho corazón porque lo están haciendo de manera honesta, por el cuidado de la infancia. Nosotros estamos absorbiendo los gastos como de salud, educativos, atención, pero la familia le están otorgando alimentación e incluso convivencias o actividades recreativas”, explicó el funcionario.

Recordó que el menor tendrá el primer encuentro con su padre y espera que sea el inicio de una relación parental, puesto que Pascual dejó de ver al niño desde que tenía 11 meses.

“El señor ya pasó las pruebas sicológicas, ahora se hará un encuentro, es difícil que el menor que tenía ya una familia ahora reconozca a un padre que no conocía, pero se está trabajando con eso, de la primera reunión podremos hacer un diagnóstico”, explicó el director del DIF capitalino.