El Presidente Nacional del PAN, Ricardo Anaya Cortés, llamó a los consejeros del Instituto Nacional Electoral (INE) a estudiar las pruebas que evidencian el desvío de recursos públicos en que incurrió la administración de Rubén Moreira para beneficiar al Comité Directivo estatal del PRI.

El líder panista aseguró que el proceso electoral de 4 de junio en Coahuila es “una de las más sucias y tramposas en la historia reciente de México” y llamó a defender el futuro de los coahuilenses.

“Confiamos en que el Instituto Nacional Electoral no defraudará a los ciudadanos, quienes confían en él como garante de la democracia. Las ilegalidades del PRI están documentadas, sobre todo aquellas que demuestran que rebasó los topes de gastos de campaña, lo que por ley amerita la anulación de la elección y convocar a nuevos comicios”, dijo.

Anaya Cortés recordó que los dictámenes que se han circulado al interior del INE, y que se votarán mañana en la sesión del Consejo General, asientan diferentes montos por los que el PRI y Miguel Ángel Riquelme rebasaron los topes de gastos, pero que cualquiera de ellos es suficiente para anular la elección.