Ante la denuncia de la existencia de otros lugares de riesgo en el Paso Express de la carretera México-Acapulco, donde se abrió un socavón que provocó la muerte de dos personas, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) solicitó a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y al gobierno del estado de Morelos la implementación de medidas cautelares para prevenir hechos de difícil o imposible reparación, así como para resguardar la seguridad e integridad física de personas que han señalado la existencia de riesgo.

Detalló que, como parte de la investigación que lleva a cabo sobre posibles violaciones a derechos humanos, hasta el momento ha practicado 13 acciones de carácter pericial: dos de ubicación y georreferenciación del lugar de la investigación, dos de descripción general de las características del hundimiento, una de descripción del material de construcción de la capa de rodamiento, cinco de recorrido de los alrededores de la construcción y tres de sobrevuelo con dron para imagen.

A través de un comunicado, el diputado local Alberto Mojica exigió que el ayuntamiento de Cuernavaca clausure los trabajos de remediación a través de su área de Protección Civil y haga una nueva revisión para emitir un dictamen técnico real.

El legislador criticó que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) anunciara un cierre de cuatro días del Paso Express pero unas horas después haya reabierto la vía sin concluir los trabajos.